Archivo | mayo 2020

Que medidas tomar en la industria alimentaria en tiempos de COVID-19

Desde Enero del 2020 en Mexico se ha presentado una crisis gradual debido a la presencia de COVID-19. Actualmente estamos en fase III y esto ha traído muchas dificultades a las industrias que se dedican a producir alimentos para humanos.
Los organismos internacionales han sido enfáticos en que el virus, no se transmite a través de los alimentos: “No existe evidencia de que los alimentos para humanos o animales, o los envases donde se empacan los alimentos estén asociados con la transmisión del coronavirus que causa el COVID-19. Este coronavirus en particular causa una enfermedad respiratoria y se propaga de persona a persona, a diferencia de los virus gastrointestinales transmitidos por alimentos, como el norovirus y la hepatitis A, que a menudo enferman a las personas a través de alimentos contaminados.
Así que los cuidados que debemos tener son para mantener seguros a nuestros empleados, evitar el contagio y que las empresas colapsen. El 13 de abril apareció la primera noticia preocupante: “Una de las mayores empresas de procesamiento de carne de cerdo colapsó porque los empleados comenzaron a enfermarse”.
La FDA ha lanzado una serie de recomendaciones para evitar la propagación de COVID-19;

Instruya a los empleados con síntomas asociados con el COVID-19 que los reporten a sus supervisores. Dígales a los empleados enfermos que se queden en casa y sigan las recomendaciones de los organismos legales del pais.
Si un empleado está enfermo en el trabajo, mándenlo a su casa inmediatamente. Limpie y desinfecte todas las superficies y áreas utilizadas por la persona enferma en el trabajo. Las otras personas en el establecimiento que hayan tenido contacto cercano con el empleado durante este tiempo (i.e., menos de 6 pies) se deben considerar expuestos al virus.
Instruya a los empleados que están saludables, pero que saben que han estado expuestos al COVID-19, que notifiquen a su supervisor y sigan las precauciones recomendadas por los los organismos oficiales.
Informe a los compañeros de trabajo que es posible que hayan estado expuestos al COVID-19 en el lugar de trabajo, si se confirma que un empleado tiene el COVID-19, mientras que se mantenga la confidencialidad.
Implemente controles en el lugar de trabajo para reducir la transmisión entre empleados
Empleadores – Preevaluación (ej. tome su temperatura y evalúe sus síntomas antes de empezar a trabajar).
Empleadores – Desinfecte y limpie las áreas de trabajo y el equipo, y considere limpiar más frecuentemente las superficies que más se usan.
Empleados – Use un tapabocas o una cubierta para la cara.
Empleados – Practique el distanciamiento social y manténgase al menos 6 pies de distancia de otras personas, siempre que sea posible.

Higiene de los empleados

Enfatice la higiene de manos incluyendo lavarse las manos por lo menos 20 segundos, especialmente después de ir al baño, antes de comer, y después de sonarse la nariz, toser o estornudar.
Siempre lávese las manos con agua y jabón. Si no tiene agua y jabón disponibles, use un desinfectante de manos a base de alcohol con al menos 60% de alcohol y evite tocar los alimentos desenvueltos o expuestos.
Evite tocarse los ojos, nariz y boca.
Use guantes para evitar tocar los alimentos con las manos descubiertas.
Antes de comer o preparar sus comidas, siempre lávese las manos con agua y jabón por 20 segundos como seguridad general de alimentos
Cubra su tos o estornudo con un pañuelo desechable, tírelo en la basura y después lávese las manos.

Los trabajadores en el sector de la alimentación y la agricultura desempeñan funciones críticas y esenciales dentro de las comunidades.

El riesgo de que un empleado transmita COVID-19 a otro depende de la distancia entre los empleados, la duración de la exposición y la efectividad de las prácticas de higiene y saneamiento de los empleados. Cuando no es práctico para los empleados en estos entornos mantener el distanciamiento social, se deben mantener prácticas de higiene efectivas para reducir la posibilidad de propagar el virus.

Es un buen momento para revisar nuestros programas de Sanidad y hacer una evaluación de la efectividad de dichos programas. En las crisis siempre surgen las oportunidades de mejora

Nosotros hemos desarrollado un chek list que puede orientarle sobre que medidas se deben tomar en detalle para evitar colapsar producción de alimentos.
Mayores informes, por favor, no dude en contactarnos

Nuevo etiquetado de alimentos entrará en vigor el 1 de octubre 2020

Con la nueva normativa, las etiquetas o sellos de advertencia deberán de cubrir al menos el 15% de la superficie de exhibición de los alimentos y bebidas ultra procesadas
Tras semanas de incertidumbre en las que se manejó la posibilidad de posponer la medida de forma indefinida, la Secretaría de Economía publicó este 27 de marzo en el Diario Oficial de la Federación la modificación a la Norma Oficial Mexicana Nom-051 que especifica las características del etiquetado de alimentos y bebidas no alcohólicas.

La polémica regulación busca que la población pueda conocer de forma clara el contenido de grasas saturadas, trans, azúcares, sodio y calorías en distintos productos preenvasados. El documento publicado el viernes pasado confirma que la nueva reglamentación para el etiquetado de alimentos y bebidas comenzará a aplicarse a partir del primero de octubre de este año.

La ratificación de esta medida da marcha atrás a los planteamientos de la industria, que solicitó un plazo de dos años para implementar la medida ante los altos costos económicos que implicarán poner en práctica las modificaciones solicitadas.

Nuevo etiquetado frontal en tres fases

Luego de más de un año de negociaciones entre actores del sector privado y las autoridades mexicanas, el gobierno federal dio luz verde a la nueva normativa que entrará en vigor en tres fases, la primera de las cuales inicia el próximo primero de octubre.

Primera fase. Del 1 de octubre de al 30 de septiembre de 2023. En esta fase se medirá la información nutrimental complementaria con nuevos criterios como la cantidad de azúcares añadidos, la separación de azúcares y calorías. También se debe evaluar por separado las grasas saturadas, grasas trans, calorías y sodio.

Segunda fase. Del 1 de octubre de 2023 al 30 de septiembre de 2025. Se reducirá todavía más el tope máximo de sodio que debe tener un alimento sólido y líquido.

Tercera fase. A partir del 1 de octubre de 2025, todas las etiquetas de alimentos y bebidas procesadas deberán incluir toda la información nutrimental complementaria contemplada en la nueva norma.

Golpe a la publicidad
Con la modificación en los etiquetados de alimentos y bebidas ultra procesados, las empresas deberán utilizar, de manera paulatina, octágonos negros con contorno blanco en la esquina superior derecha de la superficie principal de exhibición de los productos. En el caso de productos con superficie de exhibición menor a 60 centímetros cuadrados, se podrán colocar los sellos en cualquier área.

Cuando sea necesario, los productos incluirán estos sellos octagonales con la información: exceso calorías; exceso azúcares; exceso grasas saturadas; exceso grasas trans y exceso sodio. Así como las siguientes frases: contiene cafeína-evitar en niños; contiene edulcorantes, no recomendable en niños.

Los productos pre envasados que exhiban uno o más sellos de advertencia o la leyenda de edulcorantes no deberán incluir en su etiqueta personajes infantiles, animaciones, dibujos animados, celebridades, deportistas o mascotas y elementos interactivos que, estando dirigidos a los niños, inciten, promueven o fomenten el consumo, compra o elección de estos productos.