¿Cuánto te apoya tu proveedor de control de plagas?

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Email -- 0 Flares ×

Sin duda el control de plagas en la industria de los alimentos es fundamental, constituye uno de los prerrequisitos en un sistema de gestión de inocuidad de alimentos.

Tu proveedor de control de plagas es tu brazo derecho para llevar a cabo las estrategias de prevención y de eliminación cuando se presenta un brote en las instalaciones de la planta.

Como consumidores somos sumamente exigentes con los productos adquiridos, la única presencia de plaga en un producto resultará un impacto devastador para la organización llevando a indemnizaciones o enfrentar demandas ante la instancia legal. Por ello y otras causas debemos tener presente las siguientes consideraciones.

  1. Selección de un proveedor de control de plagas:
  • Ser un experto en el sector en la industria de los alimentos.
  • Contar con una licencia sanitaria vigente y una póliza de daños a terceros vigente.
  • Personal calificado para desarrollar las tareas asignadas.
  • Apoyo total cuando tienes una auditoría de segunda parte o cubrir calendario de auditorías de certificación del sistema de gestión alimentaria.
  • Preferentemente ser un prestador del servicio local ya que podrías tener alguna contingencia y necesitarás apoyo inmediato del proveedor.
  1. Seguimiento del programa de control de plagas (MIP)
  • Contar con el análisis inicial de riesgos del entorno donde se encuentra la planta y deberá estar  vigente.
  • Contar con un mapa de distribución de todos los dispositivos de control o monitoreo instalados en la planta, mejor conocido como lay out, (cebaderos, estaciones de control de insectos voladores, dispositivos de monitoreo como feromonas para polillas, cucarachas o escarabajos.
  • Contar con un calendario de inspecciones y fumigaciones con una frecuencia mínimo mensual.
  • Contar con el análisis de tendencias del control de plagas.
  • Contar con la lista de plaguicidas con registro Cicoplafest, Fichas técnicas y hojas de seguridad de los químicos aplicados.
  • Constancias de capacitación de los técnicos que realizan el servicio en la planta.
  • Contar con registros actualizados de las inspecciones y fumigaciones, incluyendo productos aplicados, lugar y método de aplicación, concentración y dosis (se verificar que sean de acuerdo a la etiqueta), acciones correctivas y de mantenimiento y firma de los responsables. Deberá existir concordancia con el programa establecido. Contar además con informes de la tendencia de actividad de plagas y acciones derivadas de ello.

Otras consideraciones muy importantes son:

¿Qué hacer cuando tienes un producto contaminado con plaga cuando aún no sale de planta?  ¿Qué hacer si ya salió de la planta y va hacia algún centro de distribución o a consumidor final?  o ¿Qué debes hacer cuando llaman a la planta y te informan que un consumidor encontró fauna nociva en el producto?

 

Contactamos podemos asesorarte, incluso cuando la empresa atraviesa por una demanda por consumidor(eres).

 

rata

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Email -- 0 Flares ×

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *